Madres, padres, familiares y amigos de personas con autismo realizan una campaña de concientización en Viedma y entregan cintas azules como símbolo de respeto y lucha por la integración.
Susana Guanca explicó en “El Tendal” que “la persona con autismo no eligió serlo. Es una situación muy difícil porque se nos va de las manos. No depende de nosotros sino de las acciones de otros”.
La vecina explicó que “en supermercados, feria y paseos públicos estamos entregando una cinta azul como símbolo” y que “queremos acentuar que llega fin de año y es época de pirotecnia y es posible festejar sin ruido”.
Guanca señaló que “aunque se ha avanzado mucho, aún se usan petardos hasta en las manifestaciones deportivas o movilizaciones sindicales y políticas”.
“Hasta hace un tiempo el tema era privativo de los conservacionistas que alertaban sobre los riesgos de incendios, pero hemos avanzado mucho, sobre todo en Viedma donde la pirotecnia no sonora está reglamentada”, agregó.
Dijo que “en las manos de un vecino está que otro la pase mejor o peor”.
“No decimos “pirotecnia cero” porque entendemos que por ejemplo municipios como Pinamar han sufrido juicios multimillonarios por parte de la industria de fuegos de artificio, pero creemos que cumpliendo lo que indica la ordenanza local es todo un avance”, concluyó.

- Publicidad -