Tal lo establece el sistema judicial rionegrino, ayer mismo se realizó la audiencia de formulación de cargos contra el integrante del servicio penitenciario rionegrino,identificado como Mario Huichaqueo, que habría asesinado por al espalda y disparando siete tiros a un menor de 16 años en el barrio Zatti de Viedma.
El juez Ignacio Gandolfi condujo la audiencia. La Fiscalía estuvo representada por Pedro Puntel y Yanina Estela Pasarelli. La defensa particular la ejerció Damián Torres.
De acuerdo a lo relatado por la acusación fiscal, el sospechado, integrante del Servicio Penitenciario Provincial, concurrió a la plaza del barrio Zatti, ubicada sobre calle Rosas, y disparó contra un grupo de jóvenes en tres oportunidades.
Luego, regresó a su vivienda, y se cruzó con quien finalmente resultara víctima. El imputado disparó, según la acusación fiscal, en al menos 7 ocasiones más y una de las balas causó la muerte del menor. En todos los casos, utilizó su arma reglamentaria.
Previamente, según lo que adelantó la defensa, se habría producido un robo a la despensa de la madre del imputado.
Los acontecimientos sesucedieron entre las 4 y las 4.30 de la madrugada. Según se manifestó en la audiencia, tras una serie de denuncias de robos en las inmediaciones de la plaza, integrantes de la policía habían intentado dispersar con balas de goma a un grupo de personas que estaban en el espacio verde.
Al detallar las pruebas con las que cuenta hasta el momento, la Fiscalía enumeró la declaración de los policías que participaron de las distintas secuencias, de un profesional médico, el testimonio de una vecina que vio la persecución, las pericias iniciales del Cuerpo de Investigación Forense, el secuestro de celulares, el hallazgo de varias vainas servidas, entre ellas una en el Corsa que manejaba el acusado, y el secuestro de prendas de vestir.
El abogado defensor pidió precisiones pero no tuvo observaciones sobre la formulación de cargos, por lo que el juez la aceptó. Lo mismo ocurrió con el plazo de investigación, fijado en cuatro meses.
En cambio, se produjo un contrapunto respecto al lapso de la prisión preventiva.
La Fiscalía solicitó 4 meses, argumentando el riesgo de entorpecer la investigación. Torres, por su parte, solicitó que fuera de una semana, hasta que se recaben los testimonios.
El juez dispuso, finalmente, aceptar el pedido fiscal.
Con anterioridad a esta audiencia por el homicidio, se llevaron a cabo dos formulaciones de cargo más: la primera contra una persona por el robo con arma de diversos elementos en la plaza en cuestión, minutos antes del hecho fatal, y la segunda contra una joven por agresión a una mujer policía, en incidentes que se produjeron dos horas después del homicidio.
(FUENTE: Lo Principal)