Los servicios de PAMI en Río Negro se ven afectados hoy por la realización de una jornada de protesta convocada por ATE en todas las oficinas de la provincia, ante la ausencia de repuesta de las autoridades al pedido de pase a planta permanente de trabajadores contratados.

El reclamo, que es una histórica bandera enarbolada por ATE, resurgió tras comprobar en Villa Regina el ingreso de militantes del Pro. Una maniobra característica de las gestiones hacia el fin de sus mandatos.

«No es nuevo: el anterior gobierno utilizó el mismo mecanismo y nos obligó a realizar paros antes y después de las elecciones presidenciales en varios organismos nacionales», contextualizó el secretario general electo de ATE, Rodrigo Vicente.

«Esperamos que con la misma rapidez que realizan los pedidos de ingreso de políticos oportunistas, también se solucione la precariedad laboral de los trabajadores del archivo y otros sectores, sobre quienes venimos pidiendo regularizar su situación», agregó el dirigente.

ATE también descubrió a través del sistema GDE (Gestión Documental Electrónica) el inicio de trámites internos con pedidos de jefaturas a militantes provenientes del radicalismo para ingresar, sin experiencia previa, en cargos jerárquicos de los Centros de Atención Personalizada (CAP), que se encuentran acéfalos por jubilación de los agentes que cumplían funciones. Entre ellos, los de las localidades de Río Colorado, General Conesa, Catriel y El Bolsón.

Para el sindicato, las jefaturas deben cubrirse con personal de carrera, priorizando aquellos trabajadores que vienen soportando el ajuste implementado durante los últimos cuatro años por quienes hoy definen premiar a sus militantes en delegaciones nacionales.

La jornada se enmarca en el estado de alerta, asamblea y movilización, que tendrá réplicas este jueves, cuando vuelven a realizar protestas en todas las oficinas.

- Publicidad -