El regreso no pudo ser mejor y rápidamente lo reflejaron las redes sociales.
Río Negro volvió a competir a nivel nacional y obtuvo un contundente triunfo en el Nacional de Bochas y logró el ascenso.
La fuerte presencia de jugadores de la Comarca Patagones Viedma, especialmente comandados por Ruben Vila, permitieron que Río Negro regrese a la más alta competencia nacional y con espectacular resultado.
Fueron con más ganas que expectativas al certámen y participaron en la divisional B en la categoría por Tercetos.
Sorpresa propia y para extraños.
La contundencia del rsultado en la final contra Tucumán, 15 a 1, es la misma contundencia con la que el equipo rionegrino venció cada instancia.
Para los memoriosos, la recuperación de un jugador exquisito como Ruben Vila que en su adolescencia había deslumbrado al país, es uno de los grandes hitos del momento.
Alejado muchos años de la alta competencia, regresó con gloria para poner a Río Negro de nuevo en el candelero nacional.
Ojalá que este resultado ayude para que instituciones y jugadores bochófilos tengan el merecido reconocimiento de los gobiernos municipales y provincial y se los apoye debidamente.
Lejos de lo que muchos creen, las bochas no son un deporte de “viejos”.
Es una hermosa actividad que promueve el compañerismo, la concentración, y el cuidado y recuperación de las más lindas tradiciones.