Margarita Von Holdum ocupa hoy una página completa del importante matutino Río Negro porque festeja sus Cien años de vida y es, además, la abuela del gobernador Alberto Weretilneck.
Su padre fue uno de los pioneros de Stroeder, en el sur bonaerense, ya que integra la primera oleada de colonos que llegaron de la mano de la Compañía Colonizadora de Hugo Stroeder a ocupar los campos que se vendían como “aptos para cultivo” y por ser “el gran proyecto viñatero”.
Von Holdum (o Von Holtum como figura en algunos registros) integra el grupo de colonos junto a otros apellidos como Faaz, Gibeli, Natucci, Valtierra, a los que se suman apellidos como Llambay, Krieguer y otros.
El verdadero promotor de esos arribos fue Hugo Keller, un excelente agente inmobiliario, vendedor afincado en Tres Bonetes primero y luego en Stroeder y que fue despedido por el diario La Prensa de Buenos Aires como “un pionner” del sur argentino en su necrológica.
Nacida en 1919, en esos campos que fueron ganados a los montes de piquillines y chañeares a puro pico y pala, Margarita es viva testigo de la historia de la localidad de Stroeder desde sus comienzos, donde vivió desde 1919 hasta 1944, ya que el pueblo toma forma como tal a partir de 1913.
A ella deben haberla vestido con ropas adquiridas en las tiendas de Seibert o de Elías Lebed; ella debe haber visto crecer los rebaños que luego vendía Arrizabalaga; sus ojos seguramente vieron entrar viajeros al Hotel Comercio y hasta la deben haber curado con alguna pócima del boticario Zelmann.
Gertrudis Madarieta, la mujer más bella del lugar en 1924 según el periódico La Nueva Era de Patagones, la debe haber conocido y no debemos extrañarnos que se haya sorprendido con el ruido del Buick de Bucland, el primer auto que cruzó el pueblo.
Una historia además cargada con luchas y enfrentamientos judiciales por la potestad de la venta de tierras entre la compañía Stroeder y la de Eloísa Muhall e Hijos, que recién se terminó de dirimir a finales de la década de 1970.
Esa pelea por los títulos explica porque Hugo Stroeder le puso su nombre a la pequeña localidad que lleva su apellido, a pesar de haber fundado enclaves hoy ciudades importantes como Leones, Villa iris y tantas otras.
Como salvedad, el diario valletano indica que Vol Holdum se instala en el Bolsón, la actual Río Negro, al ser trasladado por Gendarmería.
En realidad, el hombre se fue de los campos de Stroeder aceptando ingresar a la fuerza porque no pertenecía a ella estando en el sur bonaerense.
Lo cierto es que la centenaria mujer que hoy muestra su vivaz imagen en uno de los diarios más importantes del país y que engendró una familia de valor político, es un eslabón viviente de la enorme historia de un pueblo al que el mundo conoce como la capital “del Amor y del Coraje”.

- Publicidad -