Rara vez se da un hecho de impunidad tan elocuente donde pueda aplicarse la pena por “peculado de uso”. Ese delito se configura cuando el agente usa, emplea, aprovecha, disfruta o se beneficia de vehículos, máquinas o cualquier otro instrumento de trabajo del Estado, sin propósito de apropiárselo, es decir su finalidad, también está dirigida a servirse del bien público en su propio beneficio. El intendete Zara y su o “sus” responsables del área de comunicación y página web oficial del municipio de Patagones son pasibles de una condena en ese sentido si algún funcionario público o fiscal actuarán de oficio y denunciaran la vergonzosa utilización de un bien del estado para promocionar un acto de campaña electoral. Como se ve en la imagen, la “noticia” fue publicada como “información oficial”, cuando es sólo un gesto electoral. Las marchas del “Si se Puede” de Macri y Vidal son eso: un acto de campaña. Muy suelto de cuerpo, desde estamentos oficiales se indica que “ZARA PARTICIPÓ DE LA MARCHA DEL “SÍ, SE PUEDE” DE MACRI Y VIDAL EN BAHÍA BLANCA El pasado viernes, el Intendente, Ing. José Luis Zara, viajó a la ciudad de Bahía Blanca, para acompañar la visita del Presidente, Mauricio Macri, la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal y el Senador Nacional de Juntos por el Cambio, Esteban Bullrich. Estuvo presente, también, el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi. La manifestación del “Sí, Se Puede”, se realizó en la Plaza Rivadavia, de la ciudad donde participaron funcionarios, candidatos, juventud, militancia, además, de cientos de vecinos, las cuales brindaron su apoyo al Gobierno Nacional”

. Informarlo por las áreas oficiales es un evidente gesto de impunidad del que hace y dispone lo que quiere con los bienes de todos. Creer que se trata de un “error” es de un infantilismo propio de los que gustan ser ofendidos en su inteligencia. Aunque puede confundirse el acto como un inocente equívoco. Pues bien, de ser así, parafraseando a un candidato a presidente estadounidense, bien puede decirse, “es peculado, tonto”.

- Publicidad -