La Corriente Agraria Nacional y Popular del Chaco (CANPO) saluda a los
trabajadorxs rurales en su día.
“Celebramos el trabajo y el compromiso
de miles de trabajadores y trabajadoras que día a día plantan bandera
de dignidad con su labor diaria.
Este día nos convoca a una profunda reflexión en torno a la situación
que atraviesan los trabajadores rurales de nuestras economías
regionales quienes no se encuentran al margen de las políticas de
exclusión y de sometimiento que comenzó a partir de diciembre del 2015
con la actual coalición gobernante (Cambiemos).
Los principales responsables de la generación de la riqueza en el
sector rural, las y los trabajadores, fueron históricamente
explotados por las oligarquías terratenientes y sometidos a
condiciones de trabajos linderas con la esclavitud, desprotegidos e
invisibilizados por sucesivos gobiernos que las representaban.
El 8 de octubre de 1944, con el general Perón como Secretario de
Trabajo y Previsión se crea el Estatuto del Peón Rural, que reconoce
por primera vez, con fuerza de ley, sus derechos laborales.
Con el derrocamiento del General Perón en el 55 y con la
implementación de gobiernos neoliberales y dictatoriales, fueron
cercenados sistemáticamente los derechos laborales, convirtiéndolos
en trabajadores de segunda categoría, sin ningún tipo de control por
parte del estado.
Pasaron mas de medio siglo para que, a fines del año 2011 durante el
gobierno de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, se aprobara un
nuevo “Estatuto del Peón Rural”, que equiparaba e incluso consagraba
nuevos y más amplios derechos para los trabajadores rurales respecto
del régimen general previsto en la Ley de Contrato de Trabajo (LCT).
Se creaba incluso un organismo Estatal, el Registro Nacional de
Trabajadores y Empleadores Agrarios – RENATEA-, con funciones de
Administración de la Seguridad Social, la Promoción de Derechos y de
control del trabajo rural.
El programa neoliberal ejecutado desde diciembre del 2015, de
precarización laboral, no dejo afuera a los trabajadores rurales. Un
fallo de la Corte suprema de Justicia, en connivencia con el gobierno
de Cambiemos, declaró inconstitucional la creación del RENATEA,
eliminando así el organismo de control , despidiendo a más de 600
trabajadores y trabajadoras del organismo dejando nuevamente al sector
a merced de los explotadores laborales. Cabe destacar también el rol
que tuvo el gremio de la UATRE que, lejos de representar a sus
afiliados en la defensa por la aplicación efectiva de sus derechos,
fue parte de la avanzada contra los organismos de control del Estado y
activo promotor del gobierno de Cambiemos.
No hay solución a la emergencia alimentaria si se sustenta sobre una
producción primaria que oculta a más de un millón de trabajadores
rurales a lo largo de todo el país, que son los que generan los
alimentos que hoy escasean en la mesa de los argentinos. No habrá
Justicia Social posible si estos hombres y mujeres siguen sometidos a
condiciones laborales del siglo XVIII y el Estado no tenga los
mecanismos para ser el garante de sus derechos.
Hoy se conmemora el Día de las y los Trabajadores Rurales, y la fecha
no es casual, nos recuerda aquel día de 1944 donde fueron reconocidos
como sujetos de plenos derechos laborales a través del Estatuto del
Peón Rural.
Por ello, desde la Corriente Agraria Nacional y Popular del Chaco
(CANPO), saludamos a lxs trabajadores rurales de nuestra Argentina,
bregando:
• Por el pleno cumplimiento de la ley 26.727 de trabajo agrario.
• Por la protección de las familias rurales y su incorporación real y
efectiva al mundo del trabajo en condiciones dignas.
• Por la organización de lxs trabajadores agrarios para la defensa
efectiva de sus derechos.
• Por una Argentina con trabajo agrario con pleno ejercicio del
derecho y la reivindicación histórica y definitiva de los que generan
el alimento de nuestro pueblo.
• Por un Estado activo, presente, inclusivo y garante de los derechos
de los trabajadores rurales y sus familias.

- Publicidad -