Como está harto demostrado, los resultados electorales no son una manifestación de deseos. Las comunales viedmenses el próximo 6 de octubre aparecen en un marco singular: paliza kirchnerista en las nacionales, contundencia provincial de JSRN e indudable bastión radical-macrista. Sin más datos que los aportados por el consultor Pablo Gustavo Díaz que otorgan una ventaja al menos sorprendente para Pedro Pesatti – habló el management de 6 concejales sobre 9 para los verdes-, no resulta inverosímil sin embargo aventurar una segmentación en tres partes del electorado. Un análisis surge de los resultados del pasado 7 de abril (elecciones a gobernador) y del 11 de agosto (PASO nacionales)

FRENTE DE TODOS
En una de las peores elecciones de su historia, el justicialismo viedmense obtuvo el 28 por ciento de los sufragios el 7 de abril. Ello, en una marcada diaspora dirigencial y con un estigma muy bien planteado por el oficialismo rionegrino sobre que “Soria no quiere a Viedma” o “quiere llevarse la capital a Roca”. Aún así, casi un tercio de los viedmenses eligieron la boleta azul y blanca. Ya en las PASO, la dupla Fernández cosechó 19 mil votos, cerca del 50 por ciento de los votos emitidos. En el cruce de ambas perfomance está el destino de Evelyn Rousiot.
Si la contadora logra sostenerse en el 28 % y suma que ella y solo ella es el Frente de Todos, puede que roce el 30 por ciento de los votos y se pone a tiro de la discusión.
Aquí debe hacerse la salvedad de las candidaturas de Sabatella y Chironi. Ambos abrevan en la misma cuenca que Rousiot y es a ella y solo a ella a quien le disputan votos.
Si sumarían dos dígitos, la suerte de Rousiot estaría echada.
El caso del abogado de Patagones es de estudio: por lejos debe ser el candidato que más ha gastado en esta campaña para el único objetivo de no permitirle el triunfo al FdT.
El mismo FdT que seguramente lo tendrá que aguantar después del 27 de octubre reclamando para sí cargos de organismos nacionales en Viedma

MARIO DE REGE
Sus posibilidades reales están en el poder de fuego de la UCR local, más el aporte de un votante que nunca vota peronismo alguno. Los 9.900 votos de Macri el 11 de agosto, más los 1300 de Espert y bastante de los 1.600 de Centurión deberían volcarse en esa cantera. Y un dato más: de los 13.300 votos cosechados por Weretilneck en las PASO, son muchos radicales que el 6 de octubre bien podrían acompañarlo. El vínculo del oficialismo comunal en la juntas vecinales, más una aceitada predisposición barrial, hacen el resto. No es descabellado pensar en un piso de 12/13 mil votos entre su lista y la colectora,que en una elección con 40 mil votantes le auguran posibilidad de combate.

PEDRO PESATTI
El único de los candidatos en esgrimir vía indirecta encuestas favorables, cuenta con el aparato provincial que en Viedma no es poco. 13.300 votos cosechó hace un mes y medio JSRN, aunque está claro que muchos de esos votos no irían a Pesatti como está claro que muchos de los 19 mil que votaron a los Fernández si pueden votarlo. Pero justo es señalar que Di Giácomo, en el tramo de diputados, superó apenas los 10 mil votos en Viedma dejando ello en autos que la gente votaba a Alberto y no tanto al resto. Estará por verse cuantos de los 2.500 sufragios que de Viedma se llevó Lavagna van a Pesatti, a Rousiot o a De Rege. Por ende, es posible que esté el actual vicegobernador en un 30/33 por ciento de las preferencias.

CONCLUSIÓN
Segmentada como sólo se dio en 1983, la elección de Viedma puede deparar sorpresas. Es dable que si el 11 de agosto votó cerca del 73 por ciento del padrón, en las municipales se orille el 80 por ciento. Como en el fútbol, restará saber si la ciudad elige un esquema tipo Menotti (3-3-3) o más bilardiano (4-3-2) para sumar los 9 concejales en juego. La intendencia capitalina solo tendrá nombre y apellido cerca de las 9 de la noche del 6 de octubre. La torta se dividirá en tres, sin ánimo de negar la representatividad de las otras fuerzas.
Logrará De Rege mantener la línea victoriosa del ucerreísmo en la zona atlántica rionegrina?
Podrá Rousiot convencer que ella es Alberto y Cristina?
Superará Pesatti los votos de Di Giácomo y emparentará al menos los de Weretilneck en agosto?
Si como resulta de cruzar los fríos números, se disputa una franja cercana al 30 por ciento por lista, estaremos en un resultado de tres concejales por lista. Si alguna logra un plus en el electorado no será tan contundente como para no negociar con esfuerzo cada ordenanza en el próximo Concejo deliberante.
Al fin de esta cuenta, no son más de 3000 votantes los que desvelan los sueños de un profesor, un ingeniero y una contadora.

- Publicidad -