La Senadora Silvina García Larraburu celebró la sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria y advirtió: “Es una medida que fue ampliamente requerida, pero llega de forma tardía. En lo personal la vengo impulsando desde el año pasado con el proyecto S-3245/18. Este debe ser el piso para dar respuesta al hambre en que han sumido a nuestro pueblo”.
Agregó que “los problemas sociales se resuelven con un Estado presente y con un profundo sentido de humanidad, no con una mirada economicista y carente de sensibilidad”.
Consideró que “la Emergencia Alimentaria surge como consecuencia del brutal ajuste realizado por el Gobierno Nacional. El endeudamiento va acompañado de desempleo, miseria y descomposición social, esto condujo a millones de familias argentinas al desamparo. Hablar de los actuales índices de hambre e indigencia es inmoral en nuestro país, que provee de alimento a una gran cantidad de países”.
“Necesitamos transitar estos meses con mucho diálogo, con una gran sensibilidad social y medidas que contengan la dolorosa situación que estamos atravesando”, agregó.
Finalizó: “Estamos declarando la alimentación como un derecho humano, debemos continuar acompañando esta problemática con profunda vocación social y humanitaria”.

- Publicidad -