Una veintena de pequeños crianceros y productores de los límites del ejido urbano de Patagones no cuentan con el servicio de luz eléctrica y la empresa prestataria les quiere cobrar 200.000 dólares por la bajada y tendido interno.
En pleno Siglo XXI y a escasas cuadras del centro maragato, 23 familias no tienen luz eléctrica y para lograrlo deben pagar las tarifas dolarizadas por el actual gobierno nacional.
Uno de los vecinos, Gustavo Herrero, narró en “El Tendal radio” por FM Signos la precaria situación que viven y contó que “desde el 2011 venimos reclamando que se soluciones nuestra realidad”.
Señaló que el actual intendente Zara y su gabinete “conocen muy bien lo que nos pasa” y mostró cada uno de los pasos que vienen llevando adelante.
“Somo gente de trabajo; en mi caso tengo 10 vacas, 20 ovejas y algunas pavas y gallinas. Vivo de la venta de huevos en comercios del pueblo”, indicó.
“El señor Castronuovo estuvo con nosotros y nos quiso comparar con los productores que en la década del 70 asumieron los costos de la electrificación rural en el Partido de Patagones, pero esos son campos de 400 hectáreas mínimo que pueden criar mil vacas”, agregó.
Herrero dijo que “le pedimos al intendente que gestione ante el gobierno provincial un subsidio que permita afrontar lo que pide la empresa privada”.
En ese sentido explicó que se les presupuesto montos que van “desde los 8 mil a los 17 mil dólares, según la chacra. Eso suma un total de 200 mil dólares que son impagables para nosotros”.

- Publicidad -