En la mañana de este domingo falleció Roberto Meschini, presidente del Tribunal de Cuentas de la provincia de Río Negro.
Meschini luchó en las últimas semanas contra un cuadro difícil de salud.
Licenciado en Economía, se afincó en Viedma a principios de la década del 80 cuando ingresó al IDEVI en el marco de uno de los programas de ese organismo.
Fue responsable del área de Comercio Interior y llevó adelante la primera exportación de cebollas del valle inferior a Brasil.
Ocupó la Asesoría Económica del Bloque de Legisladores del justicialismo rionegrino desde donde pasó a desempeñarse por varios períodos como Secretario Administrativo.
Intentó ser legislador provincial en el 2003, sin poder acceder a una banca y con la llegada de Alberto Weretilneck al poder recayó en la Secretaría de Empresas Públicas, aunque por escaso tiempo.
Desde el 2017 fue elegido por la Legislatura rionegrina por unanimidad y con cerrado aplauso como vocal del Tribunal de Cuentas de la provincia, donde se estaba desempeñando a cargo de la presidencia.
Al margen de su intachable conducta profesional y política, el “Colo” -como todos lo llamaban- fue un esposo y padre excepcional y una amigo de ley.
Católico practicante, tuvo seis hijos con Gabriela Luppi, integrante de una reconocida familia de profesionales viedmenses.
No sólo fallece un hombre en funciones públicas.
Fallece un SEÑOR con letras de imprenta

- Publicidad -