(EXCLUSIVO) La vergonzosa situación que se vive en la cocina del Hospital Zatti de Viedma alcanzó ribetes insólitos al conocerse por este medio imágenes de los alimentos que consumen los internados en ese nosocomio y el audio de una empresaria ordenando borrar las fechas de vencimiento en los envases y rótulos.
El área de cocina está concesionada, aparentemente, a la empresa ROYAL CHEF con un contrato de 24 meses por 48 millones de pesos.
Sólo tiene siete (7) empleados y dos (2) nutricionistas contratados en condiciones irregulares, ya que no están ni bajo el convenio de empleados estatales ni el de gastronómicos.
Más allá de ello, lo grave es la comida que se le brinda a los internados ya que se trata de alimentos congelados, envasados o envasados al vacío, la mayoría vencidos hace varios meses.
Además son elocuentes las imágenes a las que accedió EL TENDAL que muestran presas de pollo cortadas como si fuesen fetas de fiambres y en pan rallado a manera de paupérrimas milanesas.
Leche, manteca, carne de cerdo picada, todo en un estado que de sólo mirarlas ya producen rechazo.
“Esto se denunció y nadie hace nada. Nadie cambió nada”, dijo uno de los empleados en diálogo con EL TENDAL por FM Signos.
Señaló que “hace unas semanas hubo despidos y se anunció que los absorvería la provincia pero hasta ahora no ha pasado nada”.
“Queremos que alguien haga algo urgente”, manifestó el trabajador a manera de grito desesperado.
Sin embargo, la prueba letal de lo que se le da de comer a nuestros familiares y amigos y vecinos allí internados es el audio de la responsable de la empresa en Viedma (que tendría también la concesión de la cocina de la Penitenciaría Federal U-12) donde se escucha:
“Hoy que es domingo sáquenle el vencimiento con un algodoncito con alcohol sin que los vea nadie”
Terrible