El legislador Raúl Martínez (Frente de Todos) presentó un proyecto de ley declarando “por el término de dos años, el Estado de Emergencia Habitacional en el ámbito de la Provincia de Río Negro”.
En su articulado, la norma tendrá como objetivo “obtener y aplicar soluciones eficaces, oportunas, progresivas e integrales, frente a la crisis declarada, que tiendan a la protección y vigencia del derecho a la vida, el desarrollo humano, el acceso a un hábitat adecuado, la tutela de situaciones críticas en estado de vulnerabilidad social”.
A su vez, se crea el Fondo para la Emergencia Habitacional que estará integrado por el diez por ciento (10%) de los recursos que la Provincia perciba en todos concepto de regalías (Hidrocarburíferas, petrolíferas, gasíferas, por generación de energía, otras) previa deducción del porcentaje que se distribuye por el régimen de coparticipación vigente a los municipios; el cincuenta por ciento (50%) de los recursos provenientes del Fondo Nacional de la Vivienda (Fo.Na.Vi.); el ciento por ciento (100%) de los fondos que por concepto de recupero por planes habitacionales adjudicados con anterioridad a la presente perciba el IPPV; Partidas específicas de rentas generales de la Provincia de Río Negro; Financiamiento de programas referidos al hábitat del Gobierno Nacional y Financiación internacional en carácter de fondos no reintegrables.
Dicho fondo se destinará en un 60 % para Vivienda Social y el resto para financiar la construcción de viviendas de programas ya existentes y vigentes en el IPPV tales como CASA PROPIA y/o HABITAR RIO NEGRO a los que se sumarán “otros programas cuyos fines sean dar respuesta habitacional a sectores involucrados”.
Paralelamente, la ley también crea en el ámbito de la Legislatura de Río Negro, la “Comisión Especial de Tierra, Vivienda y Hábitat”, con el objeto de hacer el seguimiento de las políticas públicas del Estado provincial en materia habitacional.
Martínez asegura que “la Provincia debe hacer un esfuerzo para mitigar el grave problema que genera la carencia de tierra y vivienda producto de lo cual la emergencia habitacional se ha instalado a lo largo y ancho de la provincia”.
“No es necesario relatar las gravísimas consecuencias que pagan hoy los sectores más humildes de Rionegrinos como consecuencias del hacinamiento y la precarización de miles de familias. Basta con señalar que los incendios de casillas y viviendas precarias se han llevado muchas vidas inocentes”, especifica el parlamentario
Sostiene que “hace más de 20 años que los sucesivos gobiernos vienen derivado fondos específicos para la construcción de viviendas para la utilización en gastos corrientes (sueldos públicos) por lo cual bien podría considerarse este Proyecto como un resarcimiento histórico del Estado hacia la población en riesgo”.
“Han sido innumerables los Proyectos de Ley y Ordenanzas en diferentes municipios que en los últimos 15 años vienen planteando esta problemática sin embargo jamás tuvieron la solución a este grave flagelo”, concluye Martínez

- Publicidad -