(FOTO INFO loprincipal.com)Según un informe que presentó el Ministerio Público Fiscal, realizado por Desarrollo Social de la provincia, sólo habitaban tres familias en el lugar.
Este informe fue avalado también por los defensores oficiales, Pedro Vega y Alvarez Costa, quienes aceptaron la medida de pasar las máquinas, para demoler las casillas.
Un informe, hoy a todas luce al menos deficiente, sirvió para que sin miramientos familias de escasos recursos vivieran un “viernes de infierno”
Los defensores, están a cargo de la defensa de los vecinos que tomaron los terrenos y que no fueron notificados de la medida, tomada por el juez de garantías, Juan Brussino Kain.
Sin embargo, aceptaron la “topamedida”.
El acuerdo fue realizado por el fiscal Guillermo Sacco – a quien ya se lo llama en tribunales como “Topadora Sacco”-, el juez de garantías, Juan Brussino Kain, y los defensores oficiales, representantes de la familias Pedro Vega, Alvarez Costa.
Vecinos indefensos y a merced de la pobreza suena entre las paredes del Palacio tribunalicio viedmense como si fuesen dos jarrones hechos añicos en la madrugada de una casa que nadie quiere que se sepa.

- Publicidad -