La reforma de la Constitución de la Nación Argentina de 1994 es una importante modificación realizada al texto constitucional de cuya sanción se acaban de cumplir 25 años.
Modernizó la misma y definió el texto constitucional, sobre cuya legitimidad plena no existía consenso.
Entre otros cambios, introdujo los derechos de tercera y cuarta generación, normas para defensa de la democracia y la constitucionalidad, las características de los órganos de gobierno, y nuevos órganos de control.
La Convención Constituyente se celebró en las ciudades de Santa Fe (sede tradicional de las convenciones constituyentes) y de Paraná (primera capital de la Confederación).
Por la provincia de Río Negro fueron constituyentes por la Unión Cívica Radical Hernández, Nelly Meana, Horacio Massaccessi y Pablo Verani.
Por el justicialismo lo hicieron Rodolfo Ponce De León, Carlos Larreguy y Anahí Tappatá.
Entre los constituyentes hubo figuras de la talla de Raúl Alfonsín, “Chacho” Jarovlasky, Zaffaroni, Eduardo Menem, Antonio Cafiero y un sin número de figuras del derecho, la política y la sociedad que dieron una Carta Magna de avanzada que aún hoy se estudia en el mundo, especialmente por darle rango constitucional a los Tratados Internacionales que suscribe la Nación; la defensa de los Derechos del Consumidor; la institución de la Defensoría del Pueblo, entre otras.
Fue quizás, con Raúl Alfonsín como emblema, el último gesto federal de la Argentina al propender el manejo de las riquezas bajo suelo a las provincias administradoras del territorio.
Como dato de finitud, en el caso de la provincia de Río Negro los constituyentes de entonces o están fallecidos o ya alejados de la política activa.

- Publicidad -