Con la aparición de casos extremos en medio de una crisis como la actual también florecen los aspectos más negativos de la especie humana.
Los “vivos de siempre” están atentos para cometer las más nefastas tropelías.
Este viernes circuló en las redes sociales un mensaje sobre el supuesto abandono de un niño de 2 años en la Comisaría 34 de Viedma y rápidamente se viralizó en las redes el pedido de ropa, calzado y alimentos.
Si bien en los propios mensajes pidiendo ayuda se daba una dirección muy lejana a la sede de esa unidad policial, el fuste fue verificado por “El Tendal”.
“Aquí no hay ningún niño abandonado y sabemos que se está viralizando en las redes sociales el pedido. Acá no fue abandonado ningún niño”, se informó a este medio desde la Comisaría.
En tiempos como los que se viven los mal intencionados intentan hacer su agosto.

- Publicidad -