El secretario general de UTHGRA Viedma, Roberto Vargas, saludó a todas y todos los trabajadores gastronómicos al celebrarse este 2 de agosto su Día y reflexionó que “somos parte de un sector que no sólo celebra su fecha, sino que celebramos la vida”.
“Ser parte de la familia gastronómica es ser partícipe indirecto de la vida de todos, porque nuestro trabajo tiene que ver con la atención al prójimo en cada uno de sus momentos más importantes de la vida”, agregó.
Vargas detalló que “en un bautismo, en un casamiento, en un aniversario siempre hay un trabajador gastronómico atendiendo una mesa, cocinando o involucrado en un servicio a los demás”.
“Pero lo estamos también en cualquier mesa donde se reúnen dos amigos o en esa donde alguien lucha contra su soledad; somos el confidente, el rostro y la mano que atiende y sirve sin conocer al otro pero pendiente que todo este bien”, indicó.
Para Vargas “aún en los momentos más difíciles también hay una mujer o un hombre que atiende en la desgracia o en la tristeza, porque nuestro cometido es atender al otro”.
“Por ello, saludo con el cariño y respeto de siempre a cada trabajadora y a cada trabajador que nunca pregunta quién, sino qué quiere y cómo puede ayudar”, concluyó Vargas

- Publicidad -