Por enésima vez y sin solución de continuidad otro caso de “Cuento del Tío” se registró en la capital rionegrina y sin que hasta el momento se hayan localizado a los responsables.
Un nuevo caso se dio en Viedma, esta vez el damnificado es un vecino de General Roca que llegó a la ciudad interesado en adquirir un Volkwagen Golf, a quien le robaron 200 mil pesos cuando arribó en taxi al sitio pactado.
El hombre, de unos 50 años, llegó a la Terminal de Omnibus proveniente del Alto Valle, y tomó un taxi con el que se dirigió a la dirección que le habían avisado previamente que, según se supo, era en el barrio Lavalle.
Una vez en ese lugar, dos personas, aparentemente menores de edad, lo sorprendieron y le arrebataron la mochila donde traía los 200 mil pesos necesarios para la compra del vehículo.
Ya son demasiados los casos registrados y hasta en la Terminal de micros viedmense hay cartelería alusiva, firmada por la Policía y alertando sobre los pasos a seguir en caso de llegar a l ciudad por una compra de autos.
Sin embargo, en la mente humana se superponen dos grandes escollos: por un lado la sensación que los tontos son otros y que a uno nunca le va a ocurrir que lo engañen; y por el otro, la siempre vigente idea de hacer un negocio que nos deje como avezados ante los demás.
Esa mezcla resulta la mejor condición para los delincuentes que aprovechan todo tipo de artimañas para perpetrar los engaños que ya son muchos en Viedma, demostrando una verdadera organización delictual donde si no están involucrados personas relacionadas a la Policía y al Poder Judicial es cuanto menos un caso de complicidad por inoperancia.

- Publicidad -