El joven obrero de la construcción viedmense, Gabriel Maureira, fue reconocido por el Concejo Deliberante capitalino por su acción de arrojo que le salvó la vida a una beba de pocos meses en un hecho que tuvo amplia repercusión en medios de comunicación y redes sociales.
Maureira, obrero de la construcción, había participado de los cursos de salvamento y RCP organizados por la UOCRA de Viedma con la capacitación del Sindicato de Guardavidas lo que le permitió adquirir los conocimientos que salvaron la vida de una niña en un domingo de otoño en Viedma.
El presidente del cuerpo, Mario Francioni y la edil Silbana Cullumilla -autora del proyecto- entregaron la distinción en un momento de reconocida sensibilidad en el recinto.
El gesto de Maureira, quien ya había tenido un acto similar en el agasajo del 1 de mayo de su gremio cuando un compañero sufrió una obstrucción, será también distinguido próximamente en la Legislatura de Río Negro gracias a un proyecto de Ley presentado por el legislador Raúl Martínez, integrante del bloque del frente para la Victoria y reconocido dirigente y militante del gremio de la construcción.

- Publicidad -