Un lector envió a Eltendal.online la fotografía que demostraría que el abogado y escribano viedmense José “Fan” Aguirre estaría por estas horas disfrutando de un viaje por el norte del país cuando su libertad definitiva está prevista para septiembre venidero y, entre sus cláusulas, está la prohibición expresa de alejarse de Viedma y Patagones.
Si bien no se conoce resolución en contrario de la justicia, lo último informado era que el involucrado en una de las causas más resonantes del fuero penal viedmense debía cumplir su “libertad asistida” hasta septiembre cuando vence el plazo de la pena impuesta.
En diciembre pasado, el abogado viedmense obtuvo la libertad asistida, ligada a medidas de conducta, y accedió al beneficio 10 meses antes del cumplimiento pleno de su condena de cuatro años por el delito de “corrupción de menores” y “facilitación a la prostitución”.
El juez de Ejecución, Ignacio Gandolfi dispuso esa libertad asistida, en el marco de una audiencia con el fiscal Juan Peralta y el defensor Damián Torres.
“Aguirre cumplirá su pena en setiembre del año próximo, pero el magistrado ponderó el requerimiento de libertad asistida, cuyo beneficio puede darse seis meses antes de ejecución de la condena , y también valoró el cumplimiento de parte del condenado de programas de “estímulo educativo”. Esta salida de la cárcel se cumple con diferentes medidas de conductas”, había informado en diciembre del 2018 el diario Río Negro.
Entre las medidas que debía cumplir Aguirre hasta septiembre estaba la de “no alejarse de la región”, junto a la prohibición expresa de acercarse a las víctimas.
La fotografía, de confirmarse la presencia de Aguirre en Cataratas del iguazú, demostraría o bien que ya goza de libertad plena o que se haya violado el acuerdo judicial de marras.
El abogado viedmense estuvo detenido desde septiembre del 2015 y, en junio del 2017, se lo condenó a cuatro años de prisión por “corrupción de menores en concurso ideal con facilitación de la prostitución”. Se cumplió un juicio abreviado, que fue confirmado por la Sala “A” de la Cámara en lo Criminal de Viedma.
Aguirre admitió haber mantenido relaciones sexuales con una menor que ejercía la prostitución, a quién le pago entre 100 y 300 pesos. Esos contactos se dieron -por lo menos- en dos oportunidades, en su estudio y en la vivienda de otro condenado, el letrista Miguel Rodríguez.
Ambos integran una de las causas por corrupción de menores de Viedma, que se originaron en el 2015.
Entre ellas, el expediente que derivó en la condena del ex camarista Juan Bernardi.