Ese es el dato histórico que dejó el domingo de elecciones en municipios y Comisiones de Fomento rionegrinos. Por primera vez, el Socialismo gana en la región sur y se queda sorpresivamente con el gobierno comunal de Ministro Ramos Mexía.
Nelson Quinteros, un militante rechazado por la conducción de Juntos Somos Río Negro que apostó por decisión cupular a la candidatura de Yanina Guzmán, ganó por apenas 5 votos (104 a 99) y relegó al tercer puesto al oficialismo, el Frente para l Victoria, que intentaba la reelección de Patricio Colil.
El verdadero “batacazo” electoral fue allí, en el único municipio enteramente de la Meseta de Somuncura.
Si bien por traslación de sello, el socialismo se queda con una victoria impensada y con su primera comuna rionegrina.
Luego, la victoria de Di Tella en Cipolletti, vendida por el propio gobierno como “batacazo”, en realidad no es tal ya que toda la artillería fue puesta en la ciudad del gobernador y se obtuvo una victoria a lo Pirro por muy pocos votos que al momento de esta crónica aún no había sido reconocida por Tortoriello.
En los Parajes no hubo mayores sorpresas y en los municipios si bien hubo triunfos “verdes” no fue tanta la ola como se preveía.
De cualquier manera el avance territorial de la entelequia gobernante es de enorme perspectiva al quedarse con la ciudad de Cipolletti ya que si Pesatti triunfa en Viedma tres de las cuatro principales ciudades rionegrinas quedarán en manos de JSRN.

- Publicidad -