Con 40 legisladores presentes, comenzó a tratarse en la Legislatura rionegrina el proyecto para aprobar el denominado Consenso fiscal, firmado por la provincia con Nación.

En la lectura del texto quedó claro que se envía un guiño a los trabajadores, especialmente los legislativos, al agregarse 120 días más de prórroga para su aplicación.

Con ello, se aprobará el mismo con la mayoría que Weretilneck posee en la Cámara y se dan 240 días (8 meses) para comenzar a aplicar en la provincia el polémico ajuste del Impuesto a las Ganancias que afecta primordialmente a trabajadores legislativos y judiciales.

De esta forma, la administración de JSRN gana tiempo hacía adentro y puede blandir el respaldo legal para poder percibir lo acordado con Nación y llegar a fin de año sin mayores inconvenientes financieros en su obligación funcional.

A lo Pirro, Río Negro pagará sueldos mientras se prenden velas por el resultado electoral de octubre que pueda abrir un replanteo con este acuerdo en caso de cambiar el gobierno nacional.

- Publicidad -